De acuerdo con el informe GRECO de 2017 España no ha cumplido las recomendaciones en relación, entre otras cuestiones, a reforzar la independencia judicial modificando el sistema de elección de los altos cargos jurisdiccionales.
Ágora Judicial ha denunciado, desde su creación, que el sistema de designación actual de los vocales del CGPJ provoca, desde su origen, una marcada politización, puesto que predomina, por encima de todo, el reparto de los puestos por cuotas de partidos políticos. Asimismo hemos exigido el cambio del método de designación de los cargos discrecionales.
Todas las asociaciones judiciales, incluida la nuestra, pedimos que se acabe con la politización de la justicia. Ahora lo hacemos nuevamente, a raíz de la propuesta presentada por el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados que insta al CGPJ a hacer un seguimiento de las actuaciones llevadas a cabo por ciertos magistrados que han instruido o han sentenciado los procesos penales relacionados con la financiación irregular de este partido político. En este sentido, Ágora Judicial se une al requerimiento hecho al CGPJ para que ampare estos magistrados en el ejercicio efectivo de su independencia judicial.
Sin embargo, la coherencia obliga a denunciar también la politización de la justicia en otros procesos, como el seguido contra políticos catalanes acusados de rebelión. Este caso se puede haber sustraído el conocimiento del asunto de los órganos jurisdiccionales predeterminados por la ley, competentes por razón del lugar de la comisión de los hechos, y del que está conociendo un tribunal, los miembros del cual son nombrados discrecionalmente por un órgano de designación política: el CGPJ.

Barcelona, 6 de julio de 2018